Devocionales Online
Dios te habla hoy


El esfuerzo de pagarle a Dios de la manera en que ordinariamente les pagamos a nuestros acreedores anularia la gracias y la convertiria en una transaccion de negocios. Si consideramos los actos de obediancia como pagos en cuotas, convertiremos la gracias en una hipoteca... No afirmemos que la gracias produce deudas; digamos que la gracias paga las deudas.

    devocionalonline

    Devocional de la semana pasada

     

    La crisis del bautista

     

     

       

     

     

    Cuando Juan escucho el testimonio que le traían sus discípulos, llamo a dos de ellos y les envío a Jesús con una pregunta que nos sorprende: "¿Eres tú el que ha de venir , o esperaremos a otro?". No era Juan la persona que había proclamado a las multitudes que Jesús era el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo? ¿No era este el mismo Juan el que había resistido firmemente a la insinuaciones de sus discípulos de que debía pensar en alguna maniobra para arrebatarle a Jesús las multitudes que en algún momento lo habían seguido a él? Poseedor de una nítida postura en cuanto al lugar que debería ocupar, Juan se había definido a si mismo como el amigo del novio, no el novio (Juan 3.29). ¿Como, entonces, ahora expresaba dudas acerca de la identidad del Mesías?

     

     

     

       Deberíamos entender que todo ser humano está expuesto a este peligro. Juan ya no estaba en el centro de un ministerio pujante y vigoroso. Yacía, encadenado, en una húmeda y depresiva celda. A pesar de que el mismo había declarado que debería menguar su figura, es muy probable que no se imaginara que su ministerio iba a acabar de esta forma, Como resultado, lo que veía asegurado de cuando el sol brillaba y todo marchaba bien, ahora teñía de dudas y preguntas . Es que ante las circunstancias mas adversas nuestras convicciones pueden tambalear. Así ocurrió con el profeta Elías, juego de la tremenda victoria que obtuvo frente a los falsos protectores de Baal (1 Reyes 18). Cuando Jazabel se levanto contra él, su audacia y valentía se esfumaron como la niebla matinal, y huyó al desierto.

     

     

     

       De esta cuadro se desprende una importante lección para nosotros. En primer lugar, lo que sustentara nuestras vidas en tiempos de crisis será lo que hemos sembrado durante las épocas buenas. En demasiadas situaciones nos acordamos de echar mano de Dios solamente cuando el edificio de nuestra vida se ha incendiado.. La fe de tal persona no la sostendrá a lo largo de la crisis porque no formo raíces. En segundo lugar es importante entender que el peor momento para resolver temas relacionados a nuestra vida espiritual es cuando nos envuelven las tinieblas. Siempre peligrara nuestro sentido de dirección en medio de la crisis. Son momentos que invitan a confiar en las decisiones que tomamos antes de la dificultad. Es que, cuando estamos mal, nuestra perspectiva de la circunstancia sencillamente no es la correcta. Es un tiempo para estar quietos y aferrados al Señor.

     

     

    Escrito por Christopher Shaw






    Añadir comentario acerca de esta página:
    Tu nombre:
    Tu mensaje:
    hoy hubieron 1 visitantes
    Biblia Online

    1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.
    Leer mas

    => ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=